sábado, 24 de diciembre de 2011

No te vayas, otra vez no...

Por favor, no te vayas de mi lado, solo te pido eso, otra vez no.
Recuerdo como nos conocimos y todo lo que sentimos. No eras perfecto, pero yo tampoco esperaba eso. Una cita a ciegas, y al verte, mi corazón dio un vuelco. ¿Podía aquello ser amor? Risas, miradas y sentimientos. Todo aquello en tan solo una noche. Prometiste llamar. Prometiste sonreír, y prometiste ser mío. Noches en vela pensando en ti, pensando en lo que sentía y en cómo decirte TE QUIERO.
Horas… días… semanas… meses… el tiempo no me importaba, te había llamado, te había buscado, te había llorado y tu no contestaba, no me buscabas y no me secabas las lagrimas. Estaba sola, yo y mis nuevos sentimientos por alguien que no había dado la cara.
3 meses después…
Vas corriendo como siempre hasta el trabajo, hace tanto frio… y llevas tantas cosas…
Cuando entras por la puerta todo los libros se te caen, y sin querer manchas a alguien con el café…
Cuando intentas limpiarlo mientras te disculpas, al alzar la cabeza lo ves…
Sientes como si un fantasma hubiera venido a atormentarte.
Intentas continuar tu camino hasta tu oficina, pero no te deja, te coge del brazo y te besa.
Él también te había estado buscando, perdió tu número y después de mucho buscar había encontrado tu lugar de trabajo. Ahora estáis juntos y todos esperamos que por mucho tiempo.
Por favor, no te vayas de mi lado, solo te pido eso, otra vez no. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario