viernes, 28 de octubre de 2016

Ni tú Romeo, ni yo Julieta - Sylvia Marx


Título original: Ni tú Romeo, ni yo Julieta

Autor: Sylvia Marx
Saga: No. Autoconclusivo.
Editorial: Esencia
Paginas: 288
Precio: 14.90
Año: 2016

Sinopsis:
Acabo de pillar en la cama a mi novio con mi mejor amiga. Cabreada, cojo las llaves de su coche y me largo. Poseída por el espíritu de los Metallica, piso el acelerador a tope, no consigo frenar a tiempo, ¡y me llevo a un motero por delante! Todo lo que viene después es un absoluto caos. El motorista (un tipo duro, que reconozco que me pone) parece ser un fugitivo y lleva documentación falsa. Pero yo, la rebelde Julia que ha robado el coche de su novio y lo ha estrellado en plena noche, no bajo la guardia con él. ¡Que se fastidie!
Un accidente muy heavy, una llamada imprevista, un extrañísimo funeral y un concierto de rock pueden cambiarte la vida, ¡te lo juro! Pero aviso, que nadie se equivoque: ni él es Romeo, ni yo una frágil Julieta.

Opinión personal:
La verdad es que acabé el libro hace unos días, y aunque al principio no me terminaba de convencer la historia, al final ha resultado ser bastante adictiva. 

La trama me llamó la atención desde el primer momento en el que leí la sinopsis, pero es que con lo que me gusta a mi un buen drama, esta novela tenía que ser mía. La protagonista, Júlia, acaba de enterarse de que su novio le pone los cuernos, y además no con cualquiera, sino con la que ella consideraba su mejor amiga. Esto hace que pierdas los papeles, coja lo primero que encuentra a su paso, en este caso las llaves del coche de Víctor, el ahora ex-novio, y salga a toda prisa de casa. Conduce hasta que choca con la moto de un chico, a ninguno de los dos les interesa llamar a la policía, ella porque ha robado un coche, pero... ¿Qué esconde él?

La historia es bastante sencilla de seguir, desde el primer momento se te plantea la situación de una forma clara y ordenada, cosa que ayuda al lector a introducirse complemente en el mundo que describe la autora. El inicio de la novela no me enganchó como creí que lo haría, pero poco a poco me fue atrapando hasta que llegó el momento en el que estaba muerta de la curiosidad pese a esperarme los próximos acontecimientos. Era una mezcla entre ganas y decepción, aunque todo esto se produce después del gran giro que dan los acontecimientos más o menos cuando vas por el primer tercio del libro.

Los personajes tienen unas personalidades bastante marcadas, y son fieles a sus ideales. Júlia es una mujer de ideas claras, tiene agallas y hace lo que quiere y lo que no, aunque sabe bien que no siempre hacer lo que uno quiere es lo que se debe hacer. Es un personaje al que, durante toda la trama, le destruyen todo cuanto creía seguro en su vida y no hace más que rehacerse a si misma una y otra vez. Esto me parece que es algo muy destacable de ella. Xabi es el personaje masculino, el chico al que ella atropella, y ciertamente podríamos describirlo como una caja de sorpresas, ya que en todo momento nos sorprende. Incluso al final. 

La trama que en un inicio se nos planteaba, en cierta manera poco tiene que ver con la que poco a poco se va desarrollando, pues de una historia de desamor, acabamos viendo todo un drama familiar con el funeral y todos sus misterios / sorpresas. 

Algo negativo que destacaría respecto al final es la brevedad del mismo. Es una conclusión que se va amasando poco a poco, pero en cosa de dos parágrafos todo cambia y acaba de sopetón, haciendo que el lector no acabe de asimilar la información, pero a la vez es la magia de dejar al lector con la boca abierta.

Mi puntuación es de 3/5.