lunes, 29 de agosto de 2016

Oye, morena, ¿tú qué miras? - Megan Maxwell

Título original: Oye, morena, ¿tú que miras?
Autor: Megan Maxwell
Saga: No. Autoconclusivo.
Editorial: Esencia.
Paginas: 480
Precio: 15.90
Año: 2016

Sinopsis:
Hola, soy Coral. Siempre fui una romántica empedernida, hasta que el género masculino me rompió el corazón. Después de varios desengaños, os juro que me dije a mí misma que no iba a permitir que nadie más me hiciera daño. ¡Qué bonito es el amor, pero menuda mierdecita es sufrir por él! 
Hoy por hoy me considero una mujer relativamente feliz. Trabajo como repostera, tengo unas amigas increíbles y una preciosa hija a la que adoro. En cuanto al temita hombres, lo único que pretendo es disfrutar de un sexo divertido con ellos y poco más. Sin embargo, debo confesar que hay uno que hace que se acelere mi atontado corazón cada vez que lo veo. Se llama Andrew y es el jefe de seguridad de las giras musicales de mi amiga Yanira.
Andrew es un bomboncito alto, de ojos oscuros, moreno y terriblemente atractivo. Y si a eso le sumas que conduce una moto y que tiene ese puntito canalla en su mirada que me vuelve loca, ¡ni te cuento! Pero Andrew es esquivo en lo que se refi ere a las relaciones amorosas, y eso me hace pensar que a él también le partieron el corazón y que por eso nunca repite con la misma mujer.
Repetir, repetir, yo no le voy a pedir que lo haga conmigo, pero cuando nuestras miradas se encuentran, una extraña corriente se genera entre nosotros, y eso me inquieta y me hace pensar en si realmente repetiremos algún día.

Opinión personal:
Megan es esa autora a la que recurres cuando necesitas desconectar, dejar de pensar en todo durante un ratito. Sabes que va a pasar, sus novelas siempre, o casi siempre, siguen una misma estructura, y pese a ello me gustan, o quizá sea por eso. Por este motivo, son libros que busco en momentos de estrés, en los que necesito reírme. Perfecto para épocas de exámenes. 

Coral es la mejor amiga de Yanira, la protagonista de Adivina quien soy. Durante esta saga vemos que es un personaje extremadamente romántico, pero un pequeño problema que sufre al final de Sígueme la corriente, libro en el cual también aparece como secundario. Este problema, conflicto o mejor dicho desilusión amorosa hace que se convierta en lo que ella llama "lobicienta", es decir, una mujer independiente que sin ningún tipo de atadura disfruta del sexo con quien y como le apetece. Andrew es el protagonista masculino de la novela. Este personaje también era conocido por las lectoras de la autora, pues también se trata de un secundario de dichas novelas. Es el jefe de seguridad de Yanira y un buen amigo de Ruth. Al igual que Coral, tras un gran desengaño amoroso, se dedica a disfrutar de su cuerpo sin ataduras. Y eso es justo lo que hacen en uno de sus encuentros, aunque este no pasa desapercibido para Coral, pues empieza a obsesionarse con ese hombre, pese a que él deja muy claro que nunca repite. 
El destino y la casualidad les lleva a no dejar de encontrarse y tropezar, hasta el punto de acabar viviendo puerta con puerta, e incluso a ser amigos, o eso parecía. 

Se trata de una novela fácil de leer, sin demasiadas pretensiones. Es divertida, y tiene grandes momentos, aunque siento que no aporta nada nuevo al desarrollo de la autora. 
Un punto fuerte que tiene esta novela respecto a todas las demás de Megan es la incorporación de una pareja LGBT, además donde menos la esperas, y eso me pareció super bien, incluso sorprendente, es decir, me gustó que intentara normalizar este hecho en medio de una gran oleada de prejuicios, dado que gran parte de la novela se desarrolla en un rancho al norte de Estados Unidos, y esto hace que identifiquemos a las personas que viven allí como personas fuerte, los típicos vaqueros machitos. 

En resumen, es probable que no te aporte nada nuevo la lectura de Oye, morena, ¿tú que miras?, pero es una novela rápida y amena, que ayuda de desconectar y engancha. 

Mi puntuación es de 3/5

~Gracias a la editorial por el ejemplar~