jueves, 7 de junio de 2012

foREVer


Siempre, este ha sido un mundo duro y cruel. Impredecible y cabezota.
Un día te da todo y abre una puerta mientras que otro te la cierra y se lleva lo que más amas. Te destruye y te desgarra, pero nunca te abandona.
Te acerca a personas maravillosas que jamás soñaste conocer y de repente esa persona desaparece, por siempre. Marcha con un solo viaje de ida demasiado lejos, y sin mirar atrás.
No importa lo que esa persona deje atrás, simplemente se marcha. Todos  aquellos a quienes deja atrás, amigos, hermanos y conocidos, todos aquellos a los que una vez saludó o despreció, incluso ellos deberían sentirse afortunados, una persona como tú no se encuentra cada día.
Todos nosotros necesitamos decir que te queremos, escúchalo bien, porque aunque ya no podamos abrazarte seguiremos recordándote siempre, porque las estrellas como tu nunca dejan de brillar. 




foREVer