domingo, 13 de mayo de 2012

Enamorarse es volver a ser un niño


El amor es como retroceder en el tiempo y volver a tener 5 años. Lloras, juegas, ríes, corres, pero sobre todo eres feliz. Enamorarse es como ir a comprar un juguete nuevo, miles te gustaran pero solo uno te llegara a enamorar tanto como para comprarlo. Enamorarse es como jugar a buscar el palo en la piscina, te lanzas sin pensar y lo buscas desesperadamente hasta encontrarlo. Enamorarse es como un libro, deseas empezarlo pero odias terminarlo.
Enamorarse es caer, corregir y volver a caer, llorar, sonreír y volver a llorar, perdonar, odias y volver a perdonar. El corazón no entiende de etiquetas, razas o personas, simplemente busca y encuentra. Puedes odiarlo y maldecirlo, pero él siempre estará presente. Siempre habrá algo que te importara y te hará recapacitar y ponerte a pensar. Por mucho que te duela no podrás renunciar a él, porque está en todas las cosas hermosas que llenan nuestro mundo, desde una rosa a un dulce perfume. Ama, vive, sonríe, enamórate y después desenamórate y llora por lo que has perdido, solo así podrás decir que has vivido.

sábado, 5 de mayo de 2012

miércoles, 2 de mayo de 2012

Simplemente te echo de menos...


Desearía despertar y ver que a mi lado estás. Sentir el roce de tus manos con las mías y el suave suspiro de felicidad al escuchar mi corazón. Solo quiero ver ese pequeño brillo en tus ojos al verme sonreír, quiero escuchar el dulce sonido de tu risa y ver de nuevo tu pequeña sonrisa. ¿Por qué no vuelves? Necesito verte una vez más, solo una, necesito darte un ultimo beso y que me digas que todo saldrá bien.
Me siento a recordar y todo lo que puedo ver son tus ojos mirándome, solo puedo recordarte a ti…
Los días pasan lentos y se hacen eternos, todo me recuerda a ti y no dejo de llorar. Sé que no te gustaba verme así de triste pero no puedo evitarlo, te quería demasiado…
Ahora, justo ahora que ya no estás, me he dado cuenta que te quería como nunca antes lo había echo, que estaba enamorada de ti y por ello el corazón se me rompe más aun al saber que nunca podre volver a estrecharte entre mis brazos ni confesarte todo lo que necesito decirte.

Supongo que simplemente te echo de menos...