viernes, 11 de julio de 2014

¡Vacaciones!

¡Hola!

Como habréis podido comprobar este mes no ha habido apenas actividad por aquí, y es que estoy de vacaciones, y no paro quieta. Es complicado pillar un momento para ponerse a escribir, y también para leer.
Así que en una entrada rápida, diré que me pasaré cuando pueda, y que intentare leer para tener reseñas pendientes para cuando empiece el curso.

Eso es todo.
¡Hasta pronto!


Besitos

martes, 1 de julio de 2014

Cosas que nunca fueron dichas

Las palabras buscan una salida de ese túnel donde crean su hogar. Nacen en una pequeña aldea inundada de todos los sentimientos, y allí, justo allí es donde se crean e inician su viaje. Poco a poco caminan por los laberintos del corazón hasta que una descarga del exterior las hace salir. A veces lo hacen despacio, con la calma de quien piensa, y otras con la rapidez de quien siente.

Pero una vez que han salido, nunca más podrán volver a entrar.

Y tal vez, sean justo esas que nunca ven la luz las que más duelen. Esas que siempre te has negado a aceptar. Esas que nacen y se alimentan de la parte dulce de la vida, de esa llamada felicidad. Esas que duelen tanto que ni las lágrimas limpian su rastro. Esas que matan las caricias y que quitan el sabor de los besos.

Y a veces me pregunto cómo sería decir todo lo que callé, dejar por escrito todo lo que pensé, o intentar expresar todo lo que sentí. Pero nunca lo hago, nunca dejo esa falsa sonrisa en casa. Déjame decirte que nada duele más que engañarse a uno mismo, porque seamos honestos, todo esto es por ti.

¿Soy una cobarde? ¿Tengo miedo? ¿A qué?  

Quizá el rechazo sea algo que no pueda soportar, quizá un: No siento lo mismo, me matase. Pero cada vez que callo; miento, y es que cada vez que te veo quiero decirte tantas cosas que me pierdo a mí misma entre tantos silencios.

Déjame besarte, prometo no romper tu sonrisa, ven a mis brazos, te llenaré de caricias, te quiero… Tantas palabras que nunca fueron dichas y que hoy pesan como el plomo.

Y a veces, solo a veces me pregunto que soy para ti, cuales son las cosas que nunca dijiste, y cuales aquellas que nunca debiste decir.

Pero solo a veces.